Cubit logo

Capitalismo consciente: Crea y construye empresas para el mundo

25-07-2020

Jerónimo Valencia

¿Qué se nos viene a la cabeza cuando hablamos de capitalismo? ¿Qué se nos viene a la cabeza cuando hablamos de empresas?

En el transcurso de los años, las empresas han sido instituciones que han aportado al avance de la humanidad, por medio de la agrupación de personas en búsqueda de una misma finalidad, combinando habilidades y recursos para producir y comercializar un producto y/o servicio, logrando por ejemplo que hoy en día tengamos la posibilidad de utilizar algo llamado “internet”, poder llamar por un teléfono a una persona en tiempo real a pesar de que esté a más 13.000 kilómetros de distancia, tener 10 tipos de zapatos diferentes en el closet o hasta divertirnos con un ratón llamado Mickey Mouse.

Así como las especies, las religiones, las comunidades, entre otros; las empresas también han avanzado en la historia. En el siglo XX las empresas industriales que eran las más “exitosas”, trajeron grandes logros para el hombre pero a la vez muchas de ellas lo lograron llegando a un punto en que se estaba presentando una esclavitud modernizada, donde se explotaba al trabajador u otras empresas más pequeñas, y los únicos beneficiados eran los inversores o dueños, entre ellas estaban en su gran mayoría las petroleras, cuya finalidad era extraer la mayor cantidad de petróleo al menor coste posible, generando la mayor rentabilidad para los dueños sin importar lo que pasara a su alrededor.

Pero finalizando el siglo XX y a inicios del siglo XXI, muchos de los grandes empresarios y las nuevas generaciones se han dado cuenta que el beneficio no puede ir enfocado en una sola persona o en un grupo limitado de socios y que el objetivo de una empresa va más allá de generar riqueza. Por esto nace uno de los movimientos que están transformando la forma de ver las empresas llamado capitalismo consciente, donde su mayor objetivo es afectar positivamente a la mayor cantidad de personas y/o comunidades.

El Capitalismo consciente es relativamente reciente, pero ha sido acogido por grandes empresarios y empresas como Google, Whole Foods y Natura, que actualmente están revolucionando la filosofía interna y mejorando el ecosistema que los rodea. Este movimiento se basa principalmente en 4 factores importantes que mencionaré a continuación:

  1. El propósito: Toda compañía debe estar enfocada en solucionar problemas de la vida, así deben nacer todas las ideas de negocio. Si una compañía tiene un porqué en el mundo, perdurará y ayudará a un gran número de individuos a mejorar su vida. Por ejemplo, natura, tiene como propósito: “crear relaciones armónicas del individuo, consigo mismo, con los otros y con la naturaleza”. Y no puede ser simplemente un lema o un cuadro pegado a la pared que diga esto como antiguamente pasaba con la misión, visión y valores, esto debe ser realmente la base y la filosofía de cada uno de los individuos que trabajan en la compañía.
  2. Liderazgo: Antiguamente los jefes eran las personas que estaban en la cabeza de la estructura de la compañía, y siempre eran vistos como los gurús, ya que permanecían en estos puestos por años. Raramente estos jefes mostraban o empoderaban a otros miembros de sus equipos como líderes, pero esto es uno de los puntos clave que una compañía del capitalismo consciente debe cambiar y aplicar. El verdadero liderazgo no está en tener una estructura jerárquica con “jefes” a la cabeza, va más allá de una estructura y está enfocado en equipos, los logros se dan cuando un líder permite que todo su equipo se conecte e implementen sus habilidades duras y blandas de manera más efectiva en búsqueda de ese propósito como compañía. Los líderes son el paño negro donde brillan los diamantes.
  3. Cultura: Como mencionamos en el primer factor del capitalismo consciente, las empresas deben estar en una búsqueda incansable de mejorar la calidad de vida de las personas, pero esto solo se puede lograr si cada uno de los miembros que lo componen creen en esta ideología. Por esto, se deben plantear objetivos secundarios que vayan en pro del planeta y los humanos, por ejemplo, Whole Foods, siempre está en búsqueda de que las personas tengan una mejor calidad a la hora de elegir sus alimentos y a diferencia de las grandes cadenas tradicionales, sus productos están muy de la mano con los procesos orgánicos, baja huella de carbono y variedad nutricional que realmente aporte positivamente a todo su ecosistema.
  4. Stakeholders: Antiguamente en la carrera por ser la empresa más rentable, se presentaban situaciones en que las empresas más grandes siempre se aprovechaban de su posición dominante frente a los actores internos o externos de la compañía, ya sea explotando laboralmente a los empleados, con horarios y pagos muy denigrantes, o tomando ventaja de sus proveedores, extendiendo los pagos, con unas políticas de 60 hasta 180 días e imponiendo unas métricas muy difíciles de lograr en las cuales incurrían en devoluciones o multas, afectando notablemente las ganancias. Por lo tanto, una empresa no es exitosa cuando solo ella misma logra buenos resultados económicos sin importar su ecosistema, el capitalismo consciente va más allá de la rentabilidad propia, realmente una empresa logra ser exitosa cuando todos sus stakeholders logran afectarse positivamente, desde su calidad de vida hasta un punto de vista económico. Ahí está el verdadero reto.

Como dijo alguna vez Larry Page, fundador de Google: “Si estás cambiando el mundo estás trabajando en cosas importantes”. Empieza ya, implementa esta filosofía en tu vida y en tu empresa, y te darás cuenta que si es posible cambiar el mundo.