Cubit logo

Ser Generalista no especialista

21-07-2020

Santiago Montoya

Existe la vaga creencia que solo los mejores en algo pueden salir adelante y hacer cosas fuera de lo común.

Tendemos a creer que el mejor estudiante, el mejor promedio, el que hace los mejores trabajos, el mejor lector ¡el mejor, el mejor, el mejor! van a ser los dueños del mañana y no es así.

El emprendedor nato es el que pide ayuda, el que no finge ser inteligente, el que escucha la explicación de un compañero sin sentirse tonto, el que no lo sabe todo y logra ver un infinito mundo de oportunidades de superarse y volverse más astuto.

No por ser el mejor futbolista eres el mejor empresario, existen cientos de casos en donde un futbolista retirado que logró acumular grandes cantidades de dinero, simplemente lo pierde todo, y la explicación a esto es muy sencilla, esa persona solo era buena haciendo una cosa ¡jugando futbol!

Las personas que demuestran tener habilidades notorias en un tema en específico los llamaremos “especialistas”, los cuales cuentan con un conocimiento tan enfocado que en muchos casos no permite diversificar su conocimiento. Cuando una persona desea convertirse en emprendedor debe tener claro que, de ser un especialista, debe poner su mayor empeño por diversificar su conocimiento, pues un emprendedor que solo conoce de un tema y no abre su mente al nuevo conocimiento, lo único que está logrando es hacerse el camino emprendedor más difícil.

Si quieres crear una empresa, me parece maravilloso que estudies una carrera a fin a tus preferencias, pero, además, que tengas o busques conocimientos en oratoria, negocios, marketing, tecnología e incluso en filosofía, astronomía, geografía, y muchos más.

Entre más diversificado tengas tu conocimiento, más se abren las posibilidades de ver oportunidades y de tomar mejores decisiones, porque al fin y al cabo ser emprendedor es básicamente amar el trabajo duro, mantener un estrés constante, convivir con el riesgo y sobre todo, es tomar buenas decisiones basadas en tu visión amplia del mundo.

Imagine que una persona desea crear una empresa de finanzas dado que fue el mejor estudiante de su curso de economía y matemáticas en el colegio, decide estudiar su pregrado en finanzas, hacer una especialización en finanzas, maestría en finanzas, asiste a seminarios de finanzas y se rodea de personas expertas en temas financieros; Este es el prospecto perfecto para liderar el departamento financiero de una empresa, dado que no tiene la visión necesaria para ser un emprendedor.

Imagine la misma persona del ejemplo anterior, pero en este caso esa persona siente interés por aprender más sobre como relacionarse mejor con las personas, por eso decide estudiar después de su pregrado en finanzas una especialización en relaciones públicas, pero además comienza a sentir afinidad por el marketing y la tecnología por lo que decide leer y tratar de aprender al máximo sobre estos temas, va a seminarios sobre contratación de personal, aprende un poco de mercadeo, y cuenta con amistades en diferentes campos del conocimiento. Déjame decirte que esta persona tiene gran potencial para triunfar como emprendedor.

Un emprendedor no tiene que saber de todo, pero si debe tener motivación por aprender de diversos temas, debe saber escuchar, saber a quién escuchar y saber cuándo actuar, para esta última, su experiencia y conocimiento diversificado le va a dar mejores herramientas para tomar decisiones, que al final son las que van a mantener su negocio a flote.

Si ya eres un especialista y deseas convertirte en un emprendedor, busca socios muy buenos en temas diferentes a tu especialidad, diversifica tu conocimiento y mantén diversificado el de tu empresa.